Mensaje Maldito: CharlieCharlie anda trolleando tu iPhone? Exorcízalo.

El pasado día 26 de mayo trascendió que un fallo en el sistema operativo iOS de Apple está permitiendo a trolls de todo el mundo cerrar de forma remota los iPhones de otras personas por medio del famoso “Mensaje Maldito”, que parecería obra de un ser demoniaco tipo CharlieCharlie. ¿Qué hay que hacer para exorcizarlo?

Algunos usuarios de iPhone en Reddit descubrieron que el envío de una determinada cadena de texto a la aplicación de Mensajes de Apple, forzará el dispositivo del destinatario crashearse y después lo obliga a reiniciar el sistema. El problema al parecer reside en la forma en que el iPhone maneja las notificaciones y el Unicode.

Cuando el mensaje de texto se muestra por un banner de alerta o notificación en la pantalla de bloqueo, el sistema intenta abreviar el texto con puntos suspensivos. Si los puntos se colocan en medio de un conjunto de caracteres de alfabetos no latinos, incluido el árabe y el chino, el bug hace que el sistema se bloquee y el teléfono se reinicie.

Según se informa, esto se puede evitar desactivando las notificaciones. Por supuesto, la mejor manera de evitar que esto te suceda es evitando trollear a otros haciéndoles la maldad.

Por el momento se cree que el bug sólo afecta a dispositivos con iOS 8.3, pero se rumora que también está afectando a versiones anteriores de la plataforma. Apple publicó hace algunas horas una solución temporal ante la avalancha de iPhones trolleados y gente al borde de la histeria. Aquí va:

  1. Pide a Siri “leer los mensajes no leídos.”
  2. Usa Siri que conteste el mensaje malicioso. Después de hacer esto, podrás abrir tu aplicación de mensajes de nuevo.
  3. Si el problema continúa, mantén presionado el mensaje, toca “Más” o “More” y elimínalo de la lista.

 Manténte informado en nuestro blog con las noticias más importantes del mundo de la seguridad informática. Recuerda que si no quieres que tu teléfono sea poseído por el mal, ten cuidado a quién trolleas.

Agradecemos la colaboración de nuestro exorcista estrella, Hugo Juárez.