¿El gobierno te espía? El ciberataque a Hacking Team expone a México.

Después de los ciberataques que sufrió hace unos días, la compañía italiana Hacking Team, especializada en software para hackear computadoras y smartphones, reconoció haber perdido el control de los usuarios de su tecnología “…terroristas, extorsionadores y otros pueden utilizarla. Creemos que se trata de una situación extremadamente peligrosa y una grave amenaza”, señaló en un comunicado.

David Vincenzetti, CEO de la empresa, confirmó que los ataques informáticos expusieron en internet más de 400 gigabytes de información confidencial, entre la que figuran sus propios datos, y dijo que la empresa busca la manera de “contener” los daños. “Nuestros clientes han suspendido el uso del sistema comprometido por el ataque. Es un paso importante para proteger información reservada y de la policía”, añadió.

¿Y por qué te debe interesar?

Pues por un pequeño detalle: los principales clientes de Hacking Team son empresas e instituciones gubernamentales de países que utilizan software para monitorear (por no decir “espiar”) a sus ciudadanos. Entre estos países se encuentran Italia, Rusia, Colombia, Chile, Estados Unidos, Brasil, España, Arabia Saudita, y… ¡ups! México. Se supone que estos gobiernos “requieren” llevar el registro de actividades sospechosas de presuntos criminales y, desde luego, de ciudadanos incómodos, como por ejemplo, activistas de derechos humanos, disidentes y periodistas.

Lee nuestro artículo acerca de Internet como herramienta de revolución social.

Los informes muestran que México es el mayor cliente de la firma de ciber-espionaje. El país gastó más de $6 millones de dólares en el software conocido como “Da Vinci” o “Galileo”, que capaz de grabar vídeo y sonido de forma remota, además de utilizar smartphones como herramientas de monitoreo. En cuanto a las computadoras personales, el software opera de la siguiente forma: una vez infectado el objetivo (normalmente mediante phishing), Da Vinci tiene acceso a todo el equipo y a todas las actividades llevadas a cabo en éste, incluyendo emails, chats de Skype, pulsaciones del teclado, acceso al disco duro, llaves de seguridad cifradas, e incluso acceder al audio y a la imagen de la webcam integrada.

Los críticos señalan que el uso del software es una clara violación a la privacidad y en el caso de México podría ser inconstitucional. “De acuerdo con el artículo 16 de la Constitución, solamente a fiscales y agencias federales como el CISEN se les permite espiar bajo la ley”, dijo en un informe Luis Fernando García, un defensor de derechos digitales. Por el momento, y como era de esperarse, las instituciones mexicanas comprometidas en la controversia, ya se han deslindado de cualquier responsabilidad, argumentando que nunca se ha adquirido ningún software de Hacking Team, por lo menos en lo que va de la presente gestión.

¿Quieres enterarte de las últimas noticias sobre seguridad informática? Síguenos en redes sociales, o regístrate a nuestros updates por email. Encuentra el formato en la esquina superior derecha de esta pantalla.

Fuentes: gizmodo.com blog.chron.com terra.com.mx