Fantasmas en Facebook, ¿qué pasa con nuestras redes sociales al morir?

Hace poco, una amiga me contó cómo, ante el silencio en Facebook de una de sus compañeras de colegio, decidió escribir en su abandonado muro “¿Qué pasa? ¿Te comieron la lengua los ratones?”. Pocos días después, el esposo de la aludida, se comunicó con mi amiga para avisarle: “Lo siento. El muro del Facebook de mi mujer está inactivo, ya que ella falleció hace más de dos meses”. Ya podemos imaginar la vergüenza que pasó mi pobre amiga, aunque en su descargo, es obvio que ella no tuvo la culpa de la mala situación en la que se vio envuelta.

Y es que a medida que más personas se incorporan a redes sociales para compartir sus vidas e intereses, la penosa tarea de averiguar qué hacer con todas las cuentas y perfiles sociales de un ser querido que ha fallecido, es cada vez más una situación que estamos susceptibles a enfrentar. Peor, si la persona mantuvo sus credenciales y contraseñas en privado, tratar de entrar en cualquiera de sus cuentas en línea para eliminarla, puede ser un proceso muy difícil, además de desolador.

Cuando se opta por no hacer nada al respecto de estas cuentas, tienden a permanecer activas en línea… para siempre. Para hacer frente a esta creciente tendencia, muchos sitios web y redes sociales que recogen información del usuario, han implementado políticas para quienes habrán de hacerse cargo de la cuenta del difunto. Aquí te damos algunas pistas de cómo algunas de las mayores plataformas te ayudan a lidiar con el problema.

Facebook

Tienes dos alternativas, además de una nueva opción que se introdujo recientemente. En primer lugar, puedes optar por activar la cuenta del usuario en una página conmemorativa. El perfil de usuario permanecerá tal como está, pero ya no aparecerá como activo. Para obtener una de estas cuentas, un amigo o miembro de la familia debe presentar una solicitud y proporcionar pruebas de la muerte del usuario (por ejemplo, un enlace a su obituario) para que FB pueda investigar y aprobar la solicitud. La otra opción es solicitarles cerrar la cuenta. Facebook sólo aceptará esto de familiares inmediatos que llenen una solicitud especial. Además, recientemente introdujo otra característica para ayudar a gestionar perfiles de personas fallecidas: Previemente, los usuarios pueden seleccionar un familiar o amigo como “contacto heredero”, lo que le dará acceso a su perfil en caso de fallecimiento, además de permitirle postear, actualizar fotos y aceptar nuevos amigos.

Google o Gmail

Google dice que, en algunos casos puede proporcionar los contenidos de una cuenta de Google o de Gmail a un “representante autorizado”. Para ello, es necesario enviar por fax o por correo toda la documentación necesaria, incluyendo una copia del certificado de defunción. Luego de la revisión, Google comunicará por email su decisión y se podrá continuar con la cancelación de la cuenta.

Twitter

Twitter afirma categóricamente que no otorgará acceso a la cuenta de un usuario fallecido independientemente de quién la solicite, pero que aceptará solicitudes para desactivarla. Para ello, requiere el nombre de usuario del fallecido, una copia de su certificado de defunción, una copia de su identificación oficial y una declaración firmada, entre otros datos.

Pinterest

Al igual que Twitter, Pinterest no entregará la información de inicio de sesión a nadie, pero puede desactivar la cuenta, mediante una solicitud acompañada por más o menos los mismos documentos, además de un enlace al obituario o la noticia de la muerte si acaso apareció en algún medio.

Instagram

En su declaración de privacidad, Instagram pide que en estos casos, un familiar se ponga en contacto con la empresa a través de correo electrónico. Al igual que en Facebook, hay que llenar un formulario para reportar la cuenta, y proporcionar una prueba de la muerte, como las que ejemplificamos más arriba.

Yahoo

Si se desea el acceso al contenido de la cuenta del fallecido, Yahoo la negará por completo. Para eliminar la cuenta, se puede solicitar por correo, fax o email, mediante una carta de solicitud, el ID de Yahoo, copia del certificado de defunción, y la prueba de que la otra persona que pretende hacerse cargo de la cuenta ha sido autorizada para actuar como representante personal del difunto.

PayPal

Para cerrar una cuenta de PayPal, se pide al albacea enviar una lista de información requerida por fax, incluyendo una carta de presentación de la solicitud, una copia del certificado de defunción, una copia de la documentación legal del difunto que certifique que la persona que hace la solicitud está autorizada para actuar en su nombre, y una copia de una identificación con foto del ejecutor. Si se aprueba, PayPal cerrará la cuenta y emitirá un cheque a nombre del titular, si existen fondos acumulados en ella.

Como puedes ver, ninguno de los procesos resulta un trámite sencillo, pero es obvio que las plataformas lo hacen para asegurarse que no están propiciando algún fraude o un manejo malintencionado, como el robo de identidad. De cualquer forma, es mejor proceder al cierre de estas cuentas, para evitar confusiones. Si tienes alguna duda al respecto de este artículo, contáctanos o comenta. Y recuerda, nadie quiere ser parte de una historia de fantasmas; toma tus precauciones para que el trago sea lo menos amargo posible.