Infieles pierden, pero… ¿quién gana más del hackeo a Ashley Madison?

Los usuarios Ashley Madison, servicio en línea que se publicita con la frase “La vida es corta. Ten una aventura”, se han estado comiendo las uñas desde que ayer se enteraron de que una organización llamada Impact Team, logró hackear el célebre sitio de citas extramaritales. Pero, ¿qué habría que temer más? ¿que salga a la luz su número de tarjeta de crédio, o que se haga público el perfil de usuario… con todo y fotos al desnudo y fantasías de lo más privadas? Y… ¿quién gana y quién pierde en este hackeo?

¿Los hackers?

Avid Media, la compañía detrás de Ashley Madison, Cougar Life y Established Men (sitios similares al primero), dijo el lunes que Impact Team podría haber obtenido los datos de 37 millones de miembros. Los hackers, que no han pedido dinero a cambio de no filtrar más datos, declararon que la operación se trata en realidad de un desquite, pues Avid Media exige a sus usuarios 19 dólares para borrar sus datos (hablando de engaños…), lo que le reporta cientos de miles de dólares de ganancias al año.

¿Los abogados de divorcios?

Según un abogado experto en divorcios de Nueva York, si los datos se hacen públicos en línea, podría desencadenar una ola de divorcios. Se supone que este tipo de sitios web son los “responsables” de una gran cantidad de demandas cada año y la tendencia va en aumento.

Los usuarios la tienen difícil

El mismo abogado afirma que las parejas se separan por que alguno de los conyuges se enteró que el otro estaba de picaflor en un sitio web, pero en realidad ya tenían dificultades y un sitio así ofrece una especie de universo alterno: “El matrimonio es una cosa y pero lo que se hace en Internet es otra”. Sin embargo, la publicación de datos privados podría dar lugar a otro tipo de problemas, como robo de identidad, chantaje, y todo lo que a lo cibercriminales se les ocurra.

Ashley Madison, la gran perdedora en este asunto

Fundada en 2001, la compañía canadiense ha crecido de forma constante hasta tener actualmente 37 millones de usuarios al rededor del mundo. Para 2014, reportó ganancias de $150 millones de dólares. Muchos son sus factores de éxito: la posibilidad de “un encuentro discreto entre personas casadas”, su facilidad de uso, y que cualquier persona mayor de 18 años puede unirse al sitio con el uso de un seudónimo. Además, para las mujeres la suscripción es gratuita. Desde luego, el sitio prometía la mayor privacidad y seguridad para los usuarios, lo que por supuesto, ya no estarán en posibilidad de ofrecer.

A pesar de que el sitio ya aseguró que los datos están a salvo y que se está trabajando con “los mejores servicios de seguridad del mundo” para resolverlo, a partir de hoy muchos miembros estarán abandonando sus filas y, como suponemos no estarán en camino de reformarse, buscarán otras formas de ser infieles sin recurrir a este o a algún otro servicio en línea (sólo hay que recordar qué pasó con Adult Friend Finder hace un par de meses).

¿Ves cómo el cibercrimen surge hasta por donde menos te lo imaginas? Ten mucho cuidado a quién le confías tus datos y nunca dejes de informarte. Suscríbete a nuestro blog y síguenos en redes sociales, no te arrepentirás (como ya ves muchos se han arrepentido de ciertas cosas estros días).