Ciberamenzas para el 2015, ¿qué nos espera este año?

En su último reporte “Emerging Cyber Threats Report” o “Reporte de Ciberamenazas emergentes” dado a conocer el pasado octubre, el Georgia Tech (Instituto Tecnológico de Georgia, Estados Unidos), una de las instituciones de investigación más prestigiadas del mundo, da a conocer sus estudios anuales acerca de los más altos riesgos en materia de seguridad informática, y revela detalles y advertencias en este rubro para el 2015.

Los cibercriminales quieren que confíes en tu equipo

La tendencia del cibercrimen es basar sus ataques en la confianza que deposita el usuario en sus equipos, lo cual ha terminado por afectar seriamente esta relación, la que, sin embargo, no deja de ser un punto vulnerable a la hora en que depositamos en nuestra máquina toda clase de información. Se advierte que para este año deben desarrollarese nuevos modelos de interacción usuario-máquina.

Seguridad y derecho a la intimidad

Las revelaciones sobre cómo las naciones recopilan datos acerca de sus ciudadanos, han catapultado serias discusiones sobre el derecho a la intimidad. Y mientras las políticas que intentan llegar acuerdos que convengan a usuarios y gobierno se desarrollan lentamente, tecnologías innovadoras llenarán los vacíos y dejarán a las instituciones de seguridad atrás. Ejemplo de ello es que una variedad de tecnología, incluyendo redes sociales y publicidad basada en ingeniería comportamental, permite a grandes compañías en línea vigilar a sus usuarios sin que éstos estén del todo conscientes.

El ecositema de tu móvil bajo ataque

Los dispositivos móviles están bajo oleadas crecientes de ataques, especialmente dirigidos al ecosistema de aplicaciones. Si bien los sistemas de software más controlados han protegido dispositivos móviles hasta ahora, los atacantes aplican cada vez más nuevas herramientas para vulnerarlos, mientras el valor de smartphones y tablets crece como fuente de información personal y financiera.

La amenaza podría estar dentro de tu organización

Los ciber-ataques internos causan daños significativos, pero aún no existen soluciones sencillas para esta tendencia que va en aumento y ocasiona millones de dólares en pérdidas cada año. Los indicadores de conducta siguen planteando retos importantes como un método para detectar las actividades de los cibercriminales que trabajan a nivel interno en las organizaciones.

Una nueva forma de hacer la guerra

El involucramiento de las redes y el internet en conflictos entre estados se convertirá en un hecho más frecuente. En días anteriores se ha visto muy claramente la tendencia de los conflictos políticos a infiltrar ataques involucrando medios cibernéticos, vulnerando la seguridad de instituciones y organizaciones privadas. Mientras que algunos expertos pugnan por medidas más fuertes para castigar a los atacantes, la diplomacia y la voluntad política continuarán siendo los elementos disuasorios más eficaces en este nuevo tipo de agresiones.