Y ahora Corea del Norte; más amenazas de Ciberataques desde Oriente.

Al parecer, esta vez Corea del Norte es el ciberenemigo, pues este martes informó que ha decidido lanzar un ciberataque contra Estados Unidos en respuesta a un ataque “estilo de Stuxnet”, que aunque no tuvo éxito, ha registrado como una clara agresión.

En un artículo publicado en el diario de mayor circulación del país, portavoces del país oriental dijeron que se ha tomado la decisión de iniciar una guerra cibernética contra Estados Unidos que “acelere su caída”. Tales amenazas son bastante frecuentes en medios de comunicación norcoreanos y, aunque casi nunca son reales, lo cierto es que en materia de ataques cibernéticos, Corea del Norte ya tiene bastante cola que le pisen. De hecho, tales ciberataques han tenido como blanco principal a su vecino del Sur, pero recientemente, Norcorea ya ha sido públicamente acusada por el gobierno de Estados Unidos de estar detrás del devastador ataque del año pasado contra Sony Pictures.

 El  artículo dice: “La República Popular Democrática de Corea tiene el poder de reaccionar a cualquier forma de guerra, (…) que los imperialistas estadounidenses intenten. Es la firme determinación de (Corea del Norte) llevar a cabo la guerra cibernética al estilo coreano para apresurar la ruina final deEstados Unidos. y las fuerzas que le siguen…”. El artículo fue publicado en el Rodong Sinmun, periódico del Partido de los Trabajadores de Corea, publicación con una clara línea propagandística.

A finales de mayo, Reuters informó que Estados Unidos había intentado lanzar un ciberataque contra el programa de armas nucleares de Corea del Norte hace cinco años. Éste pretendía ser similar al ataque de Stuxnet que dañó miles de centrifugadoras utilizadas por el programa nuclear de Irán. Sin embargo, esta vez el ataque contra Corea del Norte no tuvo éxito debido a que el virus no obtuvo acceso a la red informática nuclear de este país.

“Estados Unidos está muy equivocado si piensa que La República Popular Democrática de Corea se quedará de brazos cruzados ante las provocaciones en el espacio cibernético”, concluyó el Rodong Sinmun.

Hay que recordar que, a pesar de que si bien en una ciberguerra no hay bombardeos ni invasiones físicas, un hecho como el que plantea Corea del Norte, puede en la teoría llevar al desastre a estados que dependen de su tecnología informática, sobre todo si las agresiones están efectivemente dirigidas a los puntos claves de las instituciones. Es claro que un mundo en el que la economía, la política y la vida en general de los ciudadanos está cada vez más regida por las computadoras, se corre más riesgo ante esta nueva modalidad de guerra.

Mantente informado con nosotros y no dejes que este tipo de noticias te tomen desprevenido.