De película: hackers roban $45 millones de USD de cajeros automáticos.

Aunque la noticia no es nueva, es sorprendente lo poco que se ha hablado de este hecho, siendo una historia tan espectacular y una cifra tan grande el objetivo de este robo. 

Todo se descubrió cuando 8 personas fueron arrestadas en Nueva York por vínculos con una operación de hackero a cajeros automaticos (ATM), mediante la que se sustrajeron 45 millones de dólares en una pocas horas, mediante dos ataques coordinados… desde sus computadoras personales.

El equipo de hackers logró hacerse con la nada modesta suma hackeando ATMs de diversas instituciones bancarias en 20 diferentes países, mediante 36,000 transacciones, todas en un lapso de 10 horas. Luego, los agresores le dieron vuelta al dinero inmediatamente comprando coches deportivos, joyería y artículos de lujo. Este crimen, ocurrido en 2013, se registró como el robo coordinado entre múltiples individuos más grande de la historia. La trama parece sacada de alguna película de Hollywood, de ésas en las que los protagonistas se organizan estratégicamente para ejecutar extraordinarias operaciones criminales que, la verdad, nadie se cree. 

Sin embargo, en este caso la historia es real. Los hackers accesaron a los sistemas del banco; específicamente al sistema de procesamiento de las tarjetas de débito, y aumentaron considerablemente el valor de tarjetas “prepagadas” (es decir, aquellas que no están ligadas a usuarios). Posteriormente, cada individuo, distribuído en múltiples locaciones alrededor del mundo, se coordinó para realizar las transacciones fraudulentas con dichas tarjetas en el menor tiempo posible. Las líneas de investigación apuntan a que el origen de la organización se encuentra en Europa y Asia.

Las autoridades hablaron poco sobre la situación debido a la inestabilidad de los mercados y porque al parecer el mundo aún no esta listo para este tipo de noticias. Se sabe que a la fecha se sigue investigando en las cámaras de videovigilancia. Las personas detenidas están afrontando cargos en prisión federal de 90 meses por fraude y 120 meses bajo cargos de lavado de dinero.

Cajeros automáticos, entre las víctimas más populares

Hace unos días, la empresa de seguridad Kaspersky Lab comentó en su blog que las estafas en ATMs están en aumento alrededor del mundo. Rusia, país cede de Kaspesky, y Estados Unidos, son los países con más altos índices de esta modalidad de robos. 

Un método en boga consiste en que el estafador desbloquea el cajero con una llave maestra, para luego infectarlo con une malware conocido como Backdoor.MSIL.Tyupkin. Días después, el criminal regresa a la máquina y activa el Tyupkin mediante un PIN especialmente generado en base a un algoritmo único para el malware para extraer hasta 40 billetes de cualquier denominación sin la necesidad de tarjeta, cuenta o contraseña.

¿Los usuarios están a salvo?

En casos como los que te acabamos de contar, la estafa va directamente sobre las instituciones financieras, sin embargo, hay muchas otras maneras en que los malhechores podrían afectar tus cuentas por medio de dispositivos instalados en los mismos cajeros. Por ejemplo, hay un conocido aparato que se anexa a la ranura por donde se inserta la tarjeta. De esta forma, pasa desapercibido por el usuario, quien intenta sin éxito hacer su operación y piensa que el el cajero está descompuesto… sólo para desciubrir poco después que su cuenta ha sido vaciada.

Recuerda verificar siempre que el cajero que vas a utilizar no tenga alteraciones físicas de ningún tipo, y si notas algo raro, mejor abstente de cualquier operación.

Mantenerse informado es mantenerse seguro. No te pierdas más noticias, consejos y reviews en nuestro blog.