Pornografía y filtraciones en portales bancarios… ¿Y la seguridad?

¿Llevas a cabo operaciones financieras en línea? ¿Utilizas tu smartphone para conectarte y revisar tus finanzas? ¿El portal de tu banco es un recurso que utilizas cotidianamente? Pues bien, un incidente aparentemente más cómico que grave, nos hace hoy por hoy preguntarnos qué tanta seguridad tenemos en los portales bancarios, y qué hacen nuestras instituciones financieras para hacernos sentir más seguros.

Sorpresita porno en Hong Kong

Hace unos días, el gigante bancario HSBC ofreció unas sentidas disculpas por un error en su sitio de Hong Kong que redirigía a los visitantes a un sitio de pornografía. ¿¿¿Qué??? En un comunicado el banco dijo que el vínculo a la web externa ya había sido retirado y aclaró que esta falla se presentó en 2011, cuando la página del reportaje de un evento de premiación a empresarios, para entonces obsoleta, fue hackeada y desde ese día nadie había tomado medidas al respecto. Los hackers simplemente aprovecharon el descuido y el hecho de que ningún administrador del sitio le prestaba atención al link, para redirigir el tráfico a un sitio con imágenes pornográficas de mujeres asiáticas, hasta que algún aguafiestas reportó el error, que el banco no tardó en corregir.

“A HSBC le gustaría ofrecer disculpas al público por cualquier inconveniente causado”, dijo en el comunicado, donde también se aclaró que el banco no se asoció con la página web picante “de ninguna manera”, y se añadió que su sitio se mantiene seguro, como de costumbre.

Sólo eso les faltaba

El incidente se produjo unas semanas después de que se dio a conocer que HSBC accidentalemente había hecho accesible a través de Internet información sobre 685 clientes de servicios hipotecarios en New Hampshire (EU). Y lo peor es que al parecer, la información ya era visible en línea desde finales de 2014 para todo aquel que hubiera querido echarle un vistazo.

La institución ya corrigió el desperfecto y declaró: “HSBC toma esto muy en serio y lamenta profundamente este incidente. Estamos llevando a cabo una revisión exhaustiva de los registros que pudieran verse afectados y hemos implementado medidas adicionales de seguridad destinadas a prevenir otro hecho similar”.

Este par de incidentes no son sino una muestra de lo mucho que las instituciones fiancieras deben cuidar la seguridad integral de sus recursos en internet. No dudamos que a más de un inversionista se le hayan puesto los pelos de punta y haya procedido a abandonar al citado banco. Y si no, de todos modos la reputación de éste ya se vio terriblemente afectada.

A medida que más personas optan por la banca en línea y desde aplicaciones en sus móviles, los bancos se encuentran cada vez más presionados para hacer estos servicios cómodos y eficientes, tratando al mismo tiempo de que sean completamente seguros. Y tú, ¿te has preguntado si tu información personal o tu empresa se encuentran a salvo de traviesos hackers y amenazas informáticas que surgen día a día? 

Somos una empresa dedicada por completo a la seguridad. Conoce nuestras soluciones integrales.