• rricog2

Home Office: una tendencia que llegó para quedarse


Si le preguntas a tus empleados si prefieren el trabajo presencial o el teletrabajo, ¿qué responden? Piénsalo un momento.


De acuerdo a un estudio conducido por Kaspersky, con el fin de detallar el papel de la tecnología dentro de los nuevos esquemas de trabajo precipitados por el 2020 y su posible permanencia en nuestro futuro, se encontró que de entre los empleados de PyMEs, a un 77% le gustaría reconsiderar las formas de trabajo anteriores a la pandemia por COVID-19. En este sentido, apuntan a que en lugar de volver a la normalidad, prefieren dar forma al futuro de su trabajo de acuerdo a sus propios términos: sea pasando más tiempo con sus seres queridos, ahorrando los costes de comida y transporte, o trabajando a distancia. Si bien, está claro que esta tendencia se vio precipitada por las medidas de ailsamiento y distanciamiento social impuestas por un bienestar público, la mayoría de los empleados de distintos sectores han demostrado una capacidad de adaptación increíble: pese a encontrarse laborando en un contexto y a través de mecanismos que no habían imaginado, las fuerzas laborales han adoptado acercamientos proactivos hacia la dilusión entre la vida laboral y la vida personal.


Esto apunta a que, al finalizar la pandemia, experimentaremos un cambio en los paradigmas laborales que habían imperado hasta el momento.

Seguridad y adaptabilidad

Las TI aumentan las capacidad y las formas del trabajo. En este sentido, el poder y las capacidades de la tecnología fungen como un mecanismo para que los empleados puedan darle forma a sus necesidades laborales con mayor libertad. En este esquema, un 49% de empleadores de distintos sectores, han dictaminado que las habilidades tecnológicas representan la mayor ventaja competitiva para el desempeño laboral; sin embargo, esto llega con un evidente riesgo: la multiplicidad de conexiones que ocurren de forma no vigilada y centralizada, pueden volverse vectores de ataque cruciales.


Para asegurar un tránsito adecuado hacia los nuevos esquemas laborales, existen ocho recomendaciones fundamentales:


  1. Impulsar a que los empleados sean más conscientes de su uso de las TI Sin importar desde donde se encuentren trabajando, es necesario —para una estabilidad en el crecimiento de tu empresa, que tus colaboradores sean conscientes en su uso de la tecnologías para realizar sus actividades cotidianas.

  2. De acuerdo a un estudio conducido por Kaspersky, con el fin de detallar el papel de la tecnología dentro de los nuevos esquemas de trabajo precipitados por el 2020 y su posible permanencia en nuestro futuro, se encontró que de entre los empleados de PyMEs, a un 77% le gustaría reconsiderar las formas de trabajo anteriores a la pandemia por COVID-19. En este sentido, apuntan a que en lugar de volver a la normalidad, prefieren dar forma al futuro de su trabajo de acuerdo a sus propios términos: sea pasando más tiempo con sus seres queridos, ahorrando los costes de comida y transporte, o trabajando a distancia. Si bien, está claro que esta tendencia se vio precipitada por las medidas de aislamiento y distanciamiento social impuestas por un bienestar público, la mayoría de los empleados de distintos sectores han demostrado una capacidad de adaptación increíble: pese a encontrarse laborando en un contexto y a través de mecanismos que no habían imaginado, las fuerzas laborales han adoptado acercamientos proactivos hacia la dilusión entre la vida laboral y la vida personal.

  3. Establece medidas robustas a tus activos clave Los dispositivos de tu compañía, así como los mecanismos de acceso a tu información y tus aplicaciones son los puntos que debes priorizar: encripta tus dispositivos, protégelos con esquemas de Doble Factor De Autenticación (como DUO de Cisco) y genera respaldos constantemente.

  4. No reniegues del aprendizaje La capacitación es una herramienta elemental para protegerte, pues comienza desde lo fundamental: tus empleados.

  5. La seguridad va más allá del perímetro Las empresas deben estar seguras de sus capacidades de protección incluso en los dispositivos más remotos. Aprovecha los servicios provistos a través de la nube para que tus activos y tus empleados se encuentren protegidos en cualquier lugar.

  6. Mantén tus dispositivos actualizados Sean personales o laborales, las vulnerabilidades de los sistemas de TI suelen ser parchadas de manera constante, esto será un paso más hacia la seguridad de tu información.

  7. Actualiza tus contraseñas No solo es un paso sencillo —porque lo es—, pero actualizar tus contraseñas y generar credenciales seguras (conformadas por más de 10 caracteres, números, símbolos, mayúsculas y minúsculas alternadas) es un paso indiscutible para tu bienestar digital.

  8. Utiliza una VPN Aunque parezca obvio, muchas empresas aún no establecen un protocolo de VPN para que sus usuarios accedan a la información de la empresa. Las redes públicas y de casa no cuentan con la suficiente seguridad como para mantener a tus activos protegidos.

Cultura laboral del bienestar

Regresaremos a las oficinas, eso es seguro; sin embargo el cuándo sigue colgado en el aire y el cómo implica una revolución a la forma que teníamos, hasta el momento, de entender al trabajo.


El futuro de los esquemas laborales está modificándose ante nuestros ojos. Para el momento en que podamos regresar, es evidente que el modelo tradicional de trabajo habrá cambiado por uno que priorice las necesidades individuales de los trabajadores. De acuerdo a una encuesta realizada por Kaspersky, prefieren considerar un esquema mixto o flexible en sus modelos de trabajo —a veces en la oficina, a veces en casa, de acuerdo a lo que les funcione mejor. Este cambio de paradigma se presenta como una oportunidad única para humanizar de nueva cuenta las actividades laborales: ya no sólo implican la realización mecánica de algo, sino una actividad que colabora con el bienestar de los empleados. Esta debe ser una prioridad.


No reniegues del aprendizaje La capacitación es una herramienta elemental para protegerte, pues comienza desde lo fundamental: tus empleados.

Pero esto implica reconsiderar los modelos de Ciberseguridad que hasta el momento se habían establecido: desde robustecer las medidas de protección de datos sensibles y dispositivos, hasta dar primicia a nuevas formas de capacitación que, por un lado, le brinden a los empleados herramientas para afrontar su día a día y, por otro lado, que le permita a la empresa contar con personal capacitado y consciente para poder actuar y escalar —de ser necesario— ante un ciberataque.


Fuentes:

https://latam.kaspersky.com/blog/mayoria-de-empleados-latinoamericanos-prefieren-el-home-office/20641/

https://media.kasperskydaily.com/wp-content/uploads/sites/92/2020/11/12034625/2020_Kaspersky_Own-Your-Future_report.pdf





32 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo