¿El año de la Ciberseguridad? Aumenta la inversión ante inestabilidad

Actualizado: jul 16



El 2020 cerró, en términos de Ciberseguridad, con la salida a luz de una brecha generalizada en los sistemas del gobierno estadounidense; durante las primeras semanas del 2021, el departamento del Estado se dedicó a investigar qué tan profunda era la brecha y, en ese sentido, se determinó que los daños finales aún tardarían en poder ser medidos. Esta inauguración para el año que corre parece que determinará una tendencia que podremos observar a lo largo de los meses: el aumento en la inversión de seguridad de TI.


Un año caótico


Las repercusiones aún no pueden ser medidas del todo; sin embargo, lo que no está en duda, es que el 2020 fue un año parteaguas en muchas dinámicas, tanto laborales como sociales. A este respecto, el teletrabajo modificó la forma en la que llevábamos trabajando por más de un siglo, es decir, la presencia de los recursos humanos en la sede física de la organización. Este giro, que sólo pudo ser posible gracias a la ya común tecnología de nube, permitió que muchas organizaciones continuaran con sus operaciones usuales, pero con un nuevo factor fundamental: la dependencia total a las TI.


Como una visión para el 2021, se señala que el teletrabajo, de forma definitiva, se mantendrá constante durante este año y, a futuro, marcará nuevas dinámicas laborales que, en forma global, implican una cosa: mayor inversión en la protección del perímetro de las empresas. Durante el año pasado se observó un incremento en los ciberataques, sobre todo a usuarios individuales, quienes eran explotados como vectores de ataque para acceder al interior de las redes empresariales.


Si se observa la incidencia de ataques en 2020, un 44% fueron dirigidos a empresas de TI, y un 18% a administraciones públicas y ONGs, dejando el resto del índice estadístico en afecciones y explotaciones que afectaron múltiples cadenas de distribución, dispositivos móviles y, sobre todo, redes de PyMEs.

Proyecciones


De acuerdo a Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Iberia, la inversión primordial de las empresas durante este año es la protección de su información y sus activos, situación que se observó desde el 2020 y se prevé que siga así durante estos meses; esto se ha dado por igual tanto en las PyMES como en los grandes corporativos. Esto, en total, se refleja en un aumento en las inversiones de Ciberseguridad por 248,000 millones de dólares.


En palabras del experto de la empresa líder en Ciberseguridad, para el 2021 se prevé un aumento en la incidencia de amenazas persistentes avanzadas (APT), así como ciberataques a dispositivos de red, a redes caseras y a las vulnerabilidades presentes en las tecnologías 5G, así mismo, existirá un auge a los crímenes relativos a criptomonedas, una generalización en las prácticas de extorsión e ingeniería social y un incremento en los ataques de denegación de servicio o ransomware a infraestructuras críticas de gobiernos y empresas de gran escala.


Este panorama conjunto, permite vislumbrar el hecho que las empresas, en este año, deben dedicarse a fortalecer sus esquemas de Ciberseguridad, con el fin de evitar ser víctimas de ataques y evadir pérdidas que, a la larga, pueden ser mucho más dañinas. Para este efecto, los encargados de TI al interior de las empresas deben buscar soluciones robustas, así como la implementación de planes que les permitan prever y remediar en caso de vulnerabilidades a gran escala.


¿Cuál sería la estrategia ideal de Ciberseguridad para una PYME?


Permítenos mostrarte cómo puedes llevar a tu empresa al siguiente nivel de madurez, aprovechando la adopción digital, minimizando al máximo el riesgo y aplicando la seguridad adecuada A TU MEDIDA.


Regístrate en nuestro siguiente evento.




Entradas Recientes

Ver todo